24 de agosto de 2007

Capítulo 11: Pelotas asesinas

...y es que en efecto, aquel pueblo era “Ñaca-Ñaca” y aquellos guerreros, los Pollíganos, usaban ahora su tremendo ataque. Un ataque que consistía en la llamada “muerte cojonera”. Tras siglos de evolución, lo Pollíganos consiguieron controlar la roña de sus uñas, lo cual hizo posible que dicha mierda subcutánea se metiera dentro de las propias uñas, atravesara el organismo en sus adentros y bajara a la zona escrotil. Esta guarrería les dotaba de unos huevos inmensos repletos de carroña. Su golpe mortal (la muerte cojonera) consitía en girar sobre su eje haciendo volar aquellas masas enormes y peludas para golpear al enemigo. Nano (que no Mariano Mariano), Franco y Código de Barras corrían un serio peligro, pues sus pelotas no podían hacer frente a tan tamaña amenaza...

¡El ejército de los huevos avanzaba peligrosamente!